La Sevilla Romana
 src=En Sevilla los romanos tuvieron dos asentamientos principales. El primero está datado en el siglo I antes de Cristo, con la primera llegada de César a Sevilla. La primera referencia romana es del año 206 antes de Cristo, cuando se produce la batalla de llipa y se funda Itálica.  Con la segunda llegada de César a Sevilla se crea la ciudad Imperial, iniciada a partir del año 45 antes de Cristo. Coincide con la batalla de Munda y la concesión a la ciudad del título de Colonia Julia Romula Hispalis. Para conocer los restos que se conservan de la Sevilla Romana es imprescindible visitar varios puntos de la ciudad.

El Antiquarium

Un museo con restos romanos situado en el Espacio Metropol Parasol, en la Plaza de la Encarnación, donde destaca el mosaico de la Casa de los Pájaros.

El Palacio de la Condesa de Lebrija

En la calle Cuna hay un espacio donde se conservan muy bien mosaicos romanos. El mosaico del Dios del Pan, que ocupa la parte central del patio principal, es uno de sus principales atractivos.

El Museo Arqueológico

Situado en la plaza de América, en él podemos encontrar utensilios, monedas y sobre todo, varias e interesantes estatuas romanas junto a mosaicos muy bien conservados.

La Alameda de Hércules

Sus cuatro columnas formaban parte de un templo romano que se situaba en la calle Mármoles. Las esculturas que las coronan son del siglo XVI, aunque son copias de figuras romanas. Si buscas ofertas de hotel en el centro de Sevilla consúltanos

0 comentarios en La Sevilla Romana

Nadie a comentado aún, !Se el primero en hacerlo!

Dejar Comentario